Día 4 en Málaga: Cueva de Nerja y Museo de Málaga

Kara Ema:

Hoy pasé la mañana en la Cueva de Nerja, en Nerja, un municipio a 50 kilómetros de la ciudad malagueña. Para ir hasta allá me tomé un autobús a las ocho de la mañana, y para volver me tomé otro desde allá a las doce. El trayecto duró una hora y media más o menos, tanto para ir como para volver.

El bus que me llevó a Nerja desde la estación de autobuses de Málaga

El bus era súper largo y espacioso, con sillones cómodos y provistos de cinturón de seguridad. El trayecto fue por una carretera costera, así que tuve vistas hermosas durante toda su duración. A la izquierda tenía los Montes de Málaga y a la derecha, el Mar de Alborán. Iba rodeado de absoluta belleza mirara por donde mirara. Sin mencionar los insignes «pueblos blancos» —un símbolo de la región de Andalucía—, que se hacían visibles cada tanto por los ventanales del bus.

Los llamados Pueblos Blancos se conocen así por la costumbre de sus vecinos de encalar las fachadas de las casas de un blanco impoluto. Están dispersos entre las Serranías de Ronda, la Sierra de Grazalema y Los Alcornocales, en las provincias de Málaga y Cádiz.

Houdinis
No es la mejor foto —difícil hacer una estando arriba de un vehículo en movimiento—, pero en el fondo se llegan a ver varias de esas famosas casas blancas que están por todo el sur de España.

Aproveché el trayecto para terminar de leer los cuentos que me quedaban de la colección Prendre son élan. Iba intercalando la lectura de cada cuento con la contemplación de las fabulosas vistas que me ofrecía la Costa del Sol. Hasta que a las 9:45, tras cinco paradas por distintas municipales costeras, finalmente llegué a la mía: la mágica Cueva de Nerja.

La cueva de Nerja es una cueva situada en Maro, pedanía del municipio español de Nerja (Málaga) y descubierta el 12 de enero de 1959. Es de interés histórico y natural por los restos arqueológicos, que incluyen algunas pinturas rupestres, y por las formaciones de espeleotemas: estalactitas y estalagmitas que tapizan techos y paredes.

Wikipedia

En las fotos es difícil apreciar la extravagante belleza y el monumental tamaño que tiene esta cueva, pero puedo asegurarte que es realmente una cosa espectacularmente enorme y asombrosa.

Cuando salí de la cueva me di cuenta de que «Cueva de Nerja» no es solamente una cueva sino que es todo un complejo, que incluye además un restorán, una plaza (Plaza de los Descubridores), un área de juegos infantiles, un aparcamiento, un tren turístico, una parada de autobuses, y un jardín botánico (Jardín Botánico Detunda). Así que aproveché que todavía faltaba una hora para que llegara mi bus y me fui a pasear por el complejo, especialmente por la plaza y por el jardín.

Juegos infantiles de la Cueva de Nerja. Súper chulos hechos en madera.
Jardín Botánico Detunda (o una pequeña parte de él dado que era bastante grande)
El alcornoque, de lo que está hecha la cabeza de mucha gente
El madroño, símbolo de Madrid y parte de su escudo
Vista desde el jardín botánico al mar y a más casas blancas
Otra vista incluyendo parte de los Montes de Málaga

A las 14:00 estaba de vuelta en el centro de Málaga. Lo primero que hice cuando llegué fue irme para la playa de La Malagueta a almorzar ahí, bajo la sombra de una palmera en una de esas isletas de césped. Almorcé una ensalada que me había comprado anteriormente en el Mercadona.

¿Recuerdas el sendero PR que te mostré ayer? Hoy lo empecé a recorrer un poco, pero no lo terminé porque estoy seguro de que lleva a la cima del monte Gibralfaro, donde están el castillo y el mirador, y esas son cosas que si bien están en mi itinerario, no tenía pensado hacerlas hoy. Es que me tengo que dejar algunas cosas para otros días porque como siga a este paso voy a tener que empezar a buscar más sitios para ir en mi segunda semana, considerando que apenas es miércoles de mi primera y ya me he hecho la mitad de todo lo que tenía planificado.

Vista desde el sendero en cuesta que subí hoy. Pueden verse La Farola, el Ayuntamiento y el Puerto.

A las 15:00 me fui a visitar el Museo de Málaga, otro museo municipal gratuito de aquí. Está organizado en dos plantas: la primera de arte (sobre todo de artistas malagueños) y la segunda de arqueología (sobre todo de excavaciones hechas en territorio malagueño).

El patio del museo
«Una esclava en venta» de José Jiménez Aranda
«Stella Matutina» de Pedro Sáenz Sáenz
«Eva» de Juan Barbero Martínez
«El pintor y la modelo» de José Carlos Durán Jiménez
Pulsera, collar y cuentas de hace 5000 años
Casco y medallón de la época fenicia
Monedas de plata de hace 2000 años
Mosaico de Príapo del siglo I
Hebilla y botón (!!!) del siglo I a. e. c.
Málaga islámica en 1487, tras su rendición a los Reyes Católicos

A eso de las 16:30 salí del museo y me fui para Casa Mira de vuelta. Me gustó tanto el helado de ayer que no pude evitar ir hoy nuevamente y pedirme un cucurucho grande de dulce de leche y coco.

Tomar helado mientras se hace una foto y se anda por calle Larios es todo un reto

Me fui a terminar de tomármelo a la Plaza de la Constitución, y de ahí me fui para el hotel.

Fuente de Génova en la Plaza de la Constitución

Ame,
Kato

Un comentario sobre “Día 4 en Málaga: Cueva de Nerja y Museo de Málaga

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s