Descubriendo Londres con el Magical Tour (secciones 7 a 11)

Kara Ema:

Ayer terminé las cinco secciones del Magical Tour que me quedaban. Pensaba que serían quince, pero al final resulta que las últimas cuatro eran artículos informativos o con curiosidades, y no parte de la visita guiada.

Antes de arrancar a describir las secciones quería contarte un descubrimiento muy bueno que hice. Al final parece que los buses funcionan de la misma manera que los metros: con un lector NFC para pagar con una tarjeta Oyster o directamente con el móvil. Así que ayer probé hacer el trayecto ida y vuelta al centro en autobús en vez de en metro, y debo decir que ha sido una experiencia superior en todo sentido: más barato (£1,5 vs. £2,5), casi igual de rápido, paradas más cercanas, vistas de la ciudad, y menor probabilidad de que debas viajar parado o apretujado, gracias a la alta frecuencia con la que pasan y la cantidad de personas que pueden llevar en sus dos pisos. Desde ahora el autobús será mi medio de transporte predilecto para desplazarme por Londres.

Algunas cosas que pude observar durante mi primer trayecto en uno de los buses rojos londinenses:

  • Cuentan con dos pisos, dos escaleras (una lineal delante y una en espiral detrás), una puerta de entrada adelante, dos puertas de salida (una en el medio y otra al fondo), 22 asientos abajo y 40 asientos arriba. Según Wikipedia tienen una capacidad para transportar unas 80 personas.
  • Están colmados de cámaras de seguridad de tipo domo: en el interior llegué a contar unas seis cámaras por piso, y en el exterior tiene dos en la parte de atrás y una en cada lateral. Más de quince cámaras en cada bus me parece un poco exagerado, aunque no me sorprende viniendo de un gobierno hipervigilante.
Llegando a la City en autobús, a las 12:08 como puede verse en el cartel electrónico.
Foto de la planta superior del bus tomada desde el asiento más codiciado: el de adelante con las mejores vistas panorámicas.
Mientras iba en el bus pasé por Royal Horse Guards y esta vez sí estaban los soldados montados a caballo.

Sección 7

Esta sección arrancaba en Craven Street, pero como no quería ir con el bus hasta ahí solo para ver una aldaba, me la salteé y me fui directo a Trafalgar Square.

Trafalgar Square («Plaza de Trafalgar» o «Plaza Trafalgar», en español) es una plaza del centro de Londres (Reino Unido), construida para conmemorar la batalla de Trafalgar (21 de octubre de 1805), en la que la armada británica venció a las armadas francesa y española frente al cabo de Trafalgar, Los Caños de Meca, localidad del municipio de Barbate, Cádiz, España.

Wikipedia

Posiblemente una de las plazas más bonitas del mundo, allá arriba junto con la Plaza de España de Sevilla.

La primera vez que oí hablar de esta plaza fue en el podcast Hello Internet de CGP Grey y Brady Haran. Allí comentaban sobre cómo actualmente hay un montón de cosas que están prohibidas en la plaza (subirse a los leones, dar de comer a las palomas, meterse en las fuentes, etc.), y el lugar está lleno de carteles indicando estas prohibiciones y advirtiéndote sobre las cámaras instaladas para hacerlas cumplir—como en todo Londres, básicamente. CGP Grey hizo un video sobre esto, acertadamente titulado «Sin diversión en la Plaza Trafalgar»:

Columna de Nelson en Trafalgar Square, con niños trepándola para hacerse una foto.
Uno de los cuatro leones que rodean la columna de Nelson, con niñas delante haciéndose fotos. Técnicamente no estaban incumpliendo la regla de «no subirse a los leones» porque —al menos como yo lo entendí— esta regla solo prohíbe montarse en el lomo del león.
Monumento a Charles James Napier (frente) y Canada House (fondo)
Fuente oeste de Trafalgar Square (frente) y National Gallery (fondo)
Fuente este de Trafalgar Square (frente), y King George IV Statue y St Martin-in-the-Fields Church (fondo)

Tras visitar esta célebre y céntrica plaza londinense, me dirigí hacia la siguiente parada de la guía: Goodwin’s Court, un estrecho pasadizo escondido que probablemente haya sido la inspiración para el callejón Diagon en Harry Potter.

Iglesia de St Martin-in-the-Fields
Estación de Charing Cross
Acceso a Goodwin’s Court (notar los graffitis de Harry Potter en la ventana de la izquierda)
Goodwin’s Court
Lechuzas en la ventana de una casa de Goodwin’s Court

Tras cruzar la calle a la salida de Goodwin’s Court, me encontré con otra callejuela más: Cecil Court. Esta vez era un poco más ancha y tenía tiendas en vez de casas, con lo cual podría decirse que esta se asemeja aún más al callejón Diagon de J. K. Rowling.

Cecil Court (I)
Cecil Court (II)
Tienda de Alice Through The Looking Glass (Alicia a través del espejo)
Monumento a Agatha Christie, notable escritora británica.

Sección 8

La primera cosa que me hizo notar esta sección fue una puerta en Great Newport Street, de un aspecto de lo más vulgar. Es que no sería más que una ordinaria puerta de entrada a un complejo residencial si no fuera por que es la puerta por donde pasan los dementores en la escena de apertura de Harry Potter y el Príncipe Mestizo.

Puerta que aparece en una escena de la sexta película de Harry Potter

De ahí anduve un poco por Charing Cross Road hasta llegar al Palace Theatre, sede donde están actualmente realizando la obra de teatro de Harry Potter and the Cursed Child, a la cual de más está decir que voy a ir. Tengo sacadas las entradas desde hace más de un mes (se agotan súper rápido)—me leí el libro de esta obra en francés hace unos meses (cuando estuve en Francia), y tenía muchas ganas de ir a verla en persona. Tanto es así, que francamente diría que esta ha sido una de las principales razones que me han llevado a escoger Londres como siguiente destino. Así que ya te imaginarás las ansias que tengo de que llegue el día de mi función.

Palace Theatre
Parece que estaba por empezar una función cuando pasé por ahí, dado que estaba lleno de gente haciendo cola para entrar.

Sección 9

En este punto del tour es cuando me di cuenta de que debe de llevar un par de años sin haber sido actualizado, porque me hizo ir a un lugar donde supuestamente iba a estar la casa de Minalima, pero en vez de eso me encontré con una tienda de varitas y pociones mágicas (que tampoco estaba mal, dado que iba con la misma temática):

Wands & Wizard Exploratorium

Pero me quedé con las ganas de conocer Minalima, entonces la busqué y por suerte resultó ser que había sido desplazada a solo un par de cuadras de allí, así que me fui a visitarla.

La casa de Minalima es tres cosas a la vez: estudio, tienda y galería del arte gráfico del mundo de Harry Potter, creado por los diseñadores gráficos Miraphora Mina y Eduardo Lima. En la planta superior (no accesible al público) está el estudio donde estos dos diseñadores trabajan, en la planta baja está la tienda y en la planta subterránea, la galería.

Había algo de cola para entrar.

Sección 10

La siguiente sección comenzaba por Piccadilly Circus, el Times Square de Londres.

Piccadilly Circus es una intersección de calles y un espacio público del West End de Londres, en la ciudad de Westminster. Se construyó en 1819 para conectar Regent Street con Piccadilly. En este contexto, un circo, de la palabra latina que significa «círculo», es un espacio abierto redondo en un cruce de calles.

En la actualidad, el Circus conecta Piccadilly, Regent Street, Shaftesbury Avenue, Haymarket, Coventry Street (hasta Leicester Square) y Glasshouse Street. […] El Circo es especialmente conocido por la pantalla de vídeo y los carteles de neón montados en el edificio de la esquina del lado norte, así como por la fuente conmemorativa de Shaftesbury y la estatua de Anteros (que popularmente, aunque de forma errónea, se cree que es de Eros).

Wikipedia
Según la guía, en esta intersección es donde se aparecen Harry, Ron y Hermione para escapar de los dementores en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte I.
Shaftesbury Memorial Fountain en Piccadilly Circus
Detalle de la estatua de Anteros

Luego pasé por Shaftesbury Avenue y por Picturehouse Central, lugares por los que pasan Harry, Ron y Hermione en la séptima película.

Picturehouse Central

A las 15:00 paré para almorzar en el Five Guys que estaba por ahí cerca. Five Guys es una cadena de comida rápida estadounidense que vengo viendo en varias ciudades de Europa, pero hasta ahora nunca había entrado a probarla. Mi opinión sobre ella ahora que la he probado: su comida es deliciosa pero excesivamente cara. Para que te des una idea, en este sitio no existe el concepto de menúes—todo se tiene que pedir por separado. Ayer cuando fui me pedí una hamburguesa doble con queso (ya solo eso salía £9,45, que es lo mismo que me habría costado un menú completo en The Good Burger en España), unas papas Cajun picantes (£4,75), y una bebida que podía recargar las veces que quisiera (£3,75). O sea que en total pagué £17,95; casi veinte libras por una hamburguesa, unas papas y una gaseosa. Está bien que estaba todo muy rico y que te ponen una cantidad bestial de papas, pero aún así pienso que exageran con esos precios. Los londinenses no parecen pensar lo mismo dado que el lugar estaba repleto de gente.

Mi almuerzo en Five Guys

Una cosa que me resultó genial es que tenían esas máquinas expendedoras de The Coca-Cola Company que hasta ahora solo había visto en los Estados Unidos—esas que tienen veinte mil opciones para elegir. Primero te da a escoger entre Coca-Cola, Fanta, Dr Pepper o Fuze Tea. Luego si la quieres con o sin azúcares, con o sin cafeína, y finalmente los sabores: común, vainilla, lima, fresa, etc. Siempre me he preguntado cómo harán para meter tantas combinaciones de bebidas en una máquina del tamaño de un frigobar. Por cierto, yo elegí primero una Coca-Cola Light sabor vainilla, y luego probé el Fuze Tea, sabor vainilla también.

Para cuando salí de almorzar ya se había hecho de noche (cosas de Londres). El siguiente paso en la guía era tomar Coventry Street hasta Leicester Square.

Leicester Square es una plaza peatonal en el West End de Londres, Inglaterra. La plaza se ubica dentro de un área que se extiende por Lisle Street, al norte, por Charing Cross Road al este, Orange Street al sur y Whitcomb Street al oeste. Se encuentra dentro de la Ciudad de Westminster, y a una distancia idéntica (370 metros) de Trafalgar Square al sur, Piccadilly Circus al oeste, Covent Garden al este y Cambridge Circus al norte.

Wikipedia

A esta plaza y sus alrededores los he bautizado el Barrio Dulce, por la cantidad importante de tiendas de golosinas que te encuentras por esta zona.

American Candy Shop
Una tienda de M&M enorme, en cuya entrada había una fila de varias decenas de personas esperando para entrar.
Además de Barrio Dulce también podría llamarse Barrio Celuloide, por la cantidad de cines que hay en torno a la plaza.
Anonymous for the Voiceless haciendo activismo en contra de la explotación animal y para que los animales no humanos tengan mejores derechos (o tengan derechos, bah).
Cine Odeon Leicester Square

En Leicester Square estaban haciendo un evento navideño con un montón de puestos de comida y demás, ubicados en el centro de la plaza. Además, a cada rato te encontrabas con un escultura de un personaje de película (Scenes in the Square).

Escultura de Harry Potter
Escultura de Mary Poppins
Escultura de Mr. Bean
Estatua de William Shakespeare, parcialmente oculta entre todos los negocios que han puesto.
Christmas in Leicester Square (I)
Christmas in Leicester Square (II)
Christmas in Leicester Square (III)
Un cartel en la entrada al baño de hombres que decía: «La diversidad de género es bienvenida aquí, por favor utilice los aseos que mejor se adapten a su identidad o expresión de género».

Sección 11

Finalmente había llegado a la última sección del tour. La misma tenía lugar en dos remarcables estaciones ferroviarias, las cuales se encuentran una al lado de la otra: King’s Cross y St Pancras International.

Me fui en metro hasta allá. Esta es la salida de la estación de metro que te lleva a las estaciones de tren.
St Pancras International (I)
St Pancras International (II)
St Pancras International (III)
St Pancras Renaissance Hotel. ¿Me pregunto si será muy caro?
Creo que esto responde perfectamente mi pregunta…
King’s Cross Station (I)
King’s Cross Station (II)
King’s Cross Station (III) — Nota los muros arqueados de ladrillo entre las plataformas 4 y 5: si has visto las películas de Harry Potter deberían sonarte mucho.
King’s Cross Station por adentro

El tour termina en la Plataforma 9 3/4 de King’s Cross —la que te lleva a Hogwarts— y en la tienda que está al lado: The Harry Potter Shop at Platform 9 3/4.

Plataforma 9 3/4
The Harry Potter Shop at Platform 9 3/4 (I)
The Harry Potter Shop at Platform 9 3/4 (II)
The Harry Potter Shop at Platform 9 3/4 (III)

No pude evitarlo: no podía entrar a una tienda de Harry Potter y salir con las manos vacías. Así que me compré un par de cosillas para comer y beber: una rana de chocolate, grageas de todos los sabores, un lingote del Banco de Gringotts (que en realidad es una barra de chocolate), y cerveza de manteca. La rana de chocolate venía con un cromo de magos de Artemisia Lufkin.

Ame,
Kato

Un comentario sobre “Descubriendo Londres con el Magical Tour (secciones 7 a 11)

  1. Sabia que algo te ibas a comprar en la tienda! No le pediste a nadie que te saque la foto corriendo con el carrito entrando a la plataforma 9 3/4?

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s