Excursión a Hiroshima y alrededores – Día 2

Kara Ema:

A las 9:15 del sábado hice el checkout del hotel y salí en dirección del castillo de Matsuyama.

El castillo de Matsuyama (松山城, Matsuyama-jō) es un castillo de llanura-montaña que fue construido en 1603 en el monte Katsuyama, cuya altura es de 132 metros, en la ciudad de Matsuyama, en la prefectura de Ehime (antigua provincia de Iyo).

Wikipedia
Parque Horinouchi. Es castillo donde estaba yendo apenas se llega a ver asomándose por el monte Katsu.
El mismo parque de la foto anterior visto desde arriba del monte. Por cierto, ¿llegas a ver la noria arriba de uno de los edificios? Esa noria va a cobrar relevancia más adelante.
Exterior del castillo de Matsuyama (I)
Exterior del castillo de Matsuyama (II)
Exterior del castillo de Matsuyama (III)
Exterior del castillo de Matsuyama (IV)

La parte interior del castillo era íntegramente de madera y estaba llena de escaleras que te llevaban a distintas partes y pisos. Las escaleras eran estrechas, empinadas e incómodas de utilizar.

Interior del castillo de Matsuyama (I)
Interior del castillo de Matsuyama (II). Esos agujeros de abajo son donde ponían las armas para atacar a los enemigos.
Interior del castillo de Matsuyama (III)
Interior del castillo de Matsuyama (IV)
Vista desde el castillo de Matsuyama (I)
Vista desde el castillo de Matsuyama (II)

Cuando salí del castillo una de las chicas que estaba en el grupo delante de mí dijo «ニャンニャン» (nyan-nyan; miau-miau) mientras señalaba hacia un costado, donde había un gato durmiendo. Una persona le estaba sacando una foto, y pronto yo lo estaba haciendo también. Me encanta que los japoneses sean tan 猫好き (nekozuki; amante de los gatos) como yo.

Muro que separa los terrenos del castillo del resto del monte

Había una sola cosa que me quedaba por ver en esta ciudad antes de darla por terminada. Estaba en la zona de Dōgo Onsen —la misma donde había estado la noche anterior—, así que desde el monte Katsuyama me fui caminando hasta allá.

Parque Dōgo (I)
Parque Dōgo (II)
Parque Dōgo (III)

Tras recorrer el parque Dōgo, me fui a tomar un tranvía hasta la estación de Matsuyama City.

Tranvía de Iyotetsu que circula por las calles del centro de Matsuyama

La razón por la que me bajé en esta estación es que desde ahí salía el tren que me tenía que tomar para volver al puerto a tomarme el ferry de vuelta a Hiroshima. Pero como todavía tenía algo de tiempo (y hambre, dado que era mediodía), antes de ir a coger el tren me fui a dar una vuelta por la zona.

Matsuyama City es una de las áreas céntricas de la ciudad. Además de la estación, está compuesta por una calle comercial subterránea llamada Matsuchika Town, y un centro comercial de nueve pisos de la cadena Takashimaya.

Entré primero a Matsuchika Town y luego me fui a Takashimaya. Como no tenía mucho tiempo, si bien subí los nueve pisos por las escaleras mecánicas, no los recorrí uno por uno sino que fui directo a ver los pisos de más arriba dado que suelen ser los más interesantes.

Matsuchika Town
Sky Dome en el octavo piso de Takashimaya

El octavo piso tenía un jardín externo (Sunny Garden), donde me encontré con esta bonita escultura:

Escultura en el centro del Sunny Garden, en el octavo piso de Matsuyama.

¿Recuerdas la noria esa que se veía desde el castillo? Resulta que este es el edificio que la tenía encima.

Noria en el noveno piso de Takashimaya, vista desde el Sunny Garden.
Cabinas de la noria
Exhibición en el noveno piso: «Escenas de un viaje en autobús o tren Iyotetsu».

Tras haber recorrido el último piso del centro comercial, me tomé el ascensor de vuelta hasta la calle subterránea, dado que me acordaba que ahí había visto varios lugares de comida interesantes, y todavía tenía que almorzar. Me terminé pidiendo un katsudon en uno de esos lugares.

Mi almuerzo del sábado: katsudon.

De ahí me fui a tomar el tren para tomarme el barco. A las 14:15 salió el ferry que me llevó de vuelta a Kure. En Kure me tomé otro tren más para regresar a Hiroshima. Habré llegado a eso de las 17:15, tras tres horas de viaje.

Cruise Ferry Sea Paseo 2
Otra estatua que me encontré caminando por Hiroshima

La primera atracción en mi lista a visitar en Hiroshima era el castillo y sus terrenos. Solo pude ver los terrenos y tomar fotos de su exterior dado que a la hora que fui ya no se podía visitar por dentro.

El Castillo Hiroshima (広島城), […] es un castillo japonés en Hiroshima, Japón que fue hogar del daimyō de Hiroshima. Construido originalmente en los 1590, el castillo fue destruido por el bombardeo atómico en 1945. Fue reconstruido en 1958, una réplica del original que sirve como museo de la historia de Hiroshima antes de la Segunda Guerra Mundial.

Wikipedia
Ruinas del castillo original
Castillo reconstruido
Una de las entradas a los terrenos del castillo

Para ir a la siguiente atracción tuve que pasar por Hiroshima Green Arena, donde justo cuando pasé estaba por arrancar un concierto de Perfume, una de las bandas de J-pop más conocidas.

Perfume (パフューム) es un grupo de chicas de pop japonés de la prefectura de Hiroshima, Japón, formado por Ayano Omoto («Nocchi»), Yuka Kashino («KASHIYUKA») y Ayaka Nishiwaki («a-chan»). El grupo ha firmado con Amuse, Inc. desde 2003 y con Universal Music Group desde 2012.

Wikipedia
Hiroshima Green Arena

Esto me lleva a una anécdota interesante. Cuando pasé por aquí uno de los del staff me hace señas, como diciéndome «es por aquí». Parecería que se habría pensando que estaba ahí para ver el concierto. No le di mucha importancia y seguí mi camino.

Al cabo de un minuto, mientras yo estaba tomando una foto del Green Arena, noto que hay un hombre que viene corriendo en dirección hacia mí. Era la misma persona que me había hecho señas antes. Cuando llega adonde estaba yo, me dice con un muy buen nivel de inglés (lo cual me sorprendió dado que lamentablemente es raro aquí): «¿Vas al concierto de Perfume? Ven que te muestro dónde es la entrada.»

No lo podía creer cuando me di cuenta de que se había venido corriendo desde su asiento en la boletería, solo porque se había quedado pensando que yo estaba perdido y no encontraba la entrada al concierto. Le aclaré que solo estaba pasando por ahí para ir a otro lado y le dije que sentía haberlo hecho venir hacia mí para nada. Me pidió disculpas por haber asumido que iba al concierto y me estrechó la mano antes de irse.

Este es un claro ejemplo de cómo la mentalidad japonesa funciona distinto, de cómo están siempre pensando en los otros, y —en el caso de los empleados de servicio— en cómo brindar el mejor servicio posible a fin de garantizar la máxima satisfacción del cliente (omotenashi).

Ahora es cuando viene la parte que más estaba ansiando conocer de Hiroshima, pero también la parte más triste—la parte que nunca debería haber estado allí, que nunca debería haber existido. El Parque Memorial de la Paz de Hiroshima.

El Parque Memorial de la Paz de Hiroshima (広島平和記念公園 Hiroshima Heiwa Kinen Kōen) es un parque memorial en el centro de Hiroshima, en Japón. Está dedicado al legado de Hiroshima como la primera ciudad de todo el mundo en ser víctima de un ataque nuclear, y también está dedicado en memoria de las víctimas directas e indirectas de la bomba (se estima que fueron unas 140.000 personas). El parque es visitado por más de un millón de personas anualmente. El Parque Memorial de la Paz de Hiroshima está realizado en memoria de las víctimas del ataque nuclear del 6 de agosto de 1945, en el cual Estados Unidos dejó caer una bomba atómica en la ciudad de Hiroshima. […]

La ubicación del Parque Memorial fue alguna vez el distrito comercial y residencial más concurrido de la ciudad. El parque fue construido en un campo abierto generado a causa de la explosión. Hoy en día hay numerosos monumentos, museos y conferencias que atraen a millones de visitantes anualmente. Cada año, se realiza la Ceremonia Conmemorativa por la Paz en el parque, la cual es patrocinada por la misma ciudad. El propósito del Parque Memorial de la Paz no es simplemente conmemorar a las víctimas, sino también perpetuar la memoria del horror nuclear y defender la paz mundial.

Wikipedia

El primer monumento que vi fue la Cúpula de la Bomba Atómica.

La Conmemoración de la Paz de Hiroshima o Memorial de la Paz de Hiroshima, llamada también Cúpula Genbaku (原爆ドーム Genbaku Dōmu) o Cúpula de la Bomba Atómica por los japoneses, se encuentra en Hiroshima, Japón.

El edificio fue originalmente proyectado por el arquitecto checo Jan Letzel para la Exposición Comercial de la Prefectura de Hiroshima (HMI). Fue terminado en abril de 1915 e inaugurado oficialmente en agosto de ese año. Es una construcción de ladrillo y hormigón con una cúpula de estructura de acero. […]

El hipocentro de la explosión de la primera bomba atómica arrojada sobre una población civil de 6 de agosto de 1945 se situó a una distancia de apenas 150 metros en la horizontal y 600 metros en la vertical del edificio, fue la estructura más próxima que resistió al impacto. El edificio fue inmediatamente preservado exactamente como se encontraba después del bombardeo, sirve hoy como un monumento conmemorativo de la devastación nuclear y un símbolo de esperanza en la paz mundial y la eliminación de todas las armas nucleares.

Wikipedia
Cúpula de la Bomba Atómica (I)
Cúpula de la Bomba Atómica (II)
Cúpula de la Bomba Atómica vista desde enfrente del río Motoyasu
Placa en el hipocentro de la bomba

La primera bomba atómica utilizada en la historia de la humanidad explotó a unos 600 metros por encima de este lugar, llevada a Hiroshima desde la isla de Tinián por el Enola Gay, un bombardero B-29 del ejército estadounidense. Esta zona de la ciudad estuvo expuesta a temperaturas de aproximadamente 3.000 a 4.000 °C, así como a una ráfaga de viento y radiación. La mayoría de los habitantes de la zona perdieron la vida al instante. Eran las 8:15 de la mañana del 6 de agosto de 1945.

Traducción de lo que decía la placa

El segundo (y más triste) monumento que vi fue el Monumento a la Paz de los Niños.

El Monumento a la Paz de los Niños (en japonés: 原爆の子の像 Genbaku no Ko no Zō, lit. «Estatua a los niños de la bomba atómica») es un monumento a la paz para conmemorar a Sadako Sasaki y a los miles de niños víctimas de la bomba atómica lanzada sobre la ciudad de Hiroshima en Japón.

El monumento está situado en el Parque conmemorativo de la Paz de Hiroshima, en sí en la ciudad de Hiroshima, Japón. Diseñado por los artistas nativos Kazuo Kikuchi y Kiyoshi Ikebe, el monumento fue construido con dinero proveniente de una campaña de recaudación de fondos de los escolares japoneses, entre ellos compañeros de clase de Sadako, una niña que falleció de leucemia a consecuencia de la radiación emitida por la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945. El monumento fue inaugurado en mayo de 1958, que corresponde al Día del Niño en Japón.

[…]

En la base del monumento se encuentra una losa de piedra negra, sobre la cual se encuentra tallada la siguiente inscripción en japonés:

これはぼくらの叫びです これは私たちの祈りです 世界に平和をきずくための
Kore wa bokura no sakebi desu. Kore wa watashitachi no inori desu. Sekai ni heiwa o kizuku tame no
«Este es nuestro llanto, esta es nuestra plegaria: para construir paz en el mundo».

Las figuras que rodean el monumento son ángeles, que representan que Sadako se encuentra en el paraíso entre los otros ángeles que fallecieron durante la explosión atómica en Hiroshima.

En la actualidad, personas de todos los lugares del mundo donan grullas de papel que han preparado en honor a Sadako y los otros niños. La grulla de papel es un símbolo de paz, que fue el último deseo de Sadako al morir.

Wikipedia
Monumento a la Paz de los Niños
Sadako convertida en ángel e inmortalizada en su eterna figura de niña de doce años
Detrás del monumento había una exposición de probablemente cientos de miles de grullas y arte hecho con grullas, ofrendadas por la gente que viene a presentar sus respetos.
Arte con grullas realizado por alumnos de primaria
Más arte con grullas, pidiendo la paz en el mundo.

Antes de pasar a los siguientes monumentos, para rendirle homenaje quiero hablar un poco más sobre Sadako Sasaki.

[N.B. Lo que sigue a continuación es una historia terriblemente trágica y triste.]

Sadako Sasaki (佐々木 禎子, Hiroshima, 7 de enero de 1943-Ib., 25 de octubre de 1955) fue una niña japonesa, que tenía dos años cuando quedó expuesta al bombardeo atómico contra civiles realizado por los Estados Unidos el 6 de agosto de 1945 en la ciudad de Hiroshima. Se convirtió en una de las hibakushas más conocidas, término japonés que significa «persona afectada por la bomba atómica». Es recordada por la historia de las mil grullas de origami, y a la fecha es uno de los emblemas sobre las víctimas inocentes de la guerra.

Sasaki el 6 de agosto de 1945 vivía con su familia en una casa cerca del puente Misasa, en la ciudad de Hiroshima. La bomba atómica explotó a 1700 metros de distancia. Sadako voló a través de una ventana y su madre salió corriendo de la casa, sospechando que la encontraría muerta, pero estaba viva, indemne, sin lesiones aparentes. Mientras huía por la calle, Sadako y su madre quedaron atrapadas en la «lluvia negra».

Creció como cualquier otra chica, convirtiéndose en un miembro importante del equipo de relevos de su escuela.

En noviembre de 1954, Sadako ―de once años de edad― desarrolló una hinchazón en el cuello y detrás de las orejas. En enero de 1955, se le formó púrpura en las piernas. Después de su 12.º cumpleaños (el 7 de enero de 1955), se le diagnosticó leucemia maligna aguda de las glándulas linfáticas (su madre se refería a ella como «una enfermedad de la bomba atómica»). El 20 de febrero de 1955 Sadako fue hospitalizada. Los médicos le pronosticaron, como máximo, un año de vida.

[…]

En agosto de 1955, después de dos días de tratamiento, fue trasladada a una habitación con una compañera de cuarto, una niña estudiante de secundaria que era dos años mayor que ella, también enferma de cáncer. Fue esta compañera quien le contó la leyenda japonesa que promete que a quien pliegue mil grullas de origami se le concederá cualquier deseo. Ella le enseñó a Sadako cómo doblar las grullas de papel.

Una versión popular afirma que Sadako no alcanzó la meta de doblar 1000 grullas, que solo dobló 644 antes de su muerte, y que sus compañeras de escuela completaron las 1000 y las enterraron con ella. Sin embargo, en un documental en blanco y negro, el padre de Sadako, Shigeo Sasaki, dijo que Sadako había hecho aproximadamente 1400 grullas de papel, que sus padres guardaron en su casa. Y mostró las grullas en el documental. Las compañeras de escuela hicieron mil grullas de papel que se enterraron con Sadako. Esto se explica también en el libro Sadako y la leyenda de las mil grullas de papel. Una exposición que apareció en el Museo Memorial de la Paz de Hiroshima declaró que a finales de agosto de 1955, Sadako había logrado su objetivo y continuó haciendo más grullas.

A pesar de que, durante sus días en el hospital, Sadako tenía mucho tiempo libre para doblar las grullas, se le acabó el papel. Utilizaba envoltorios de medicamentos y cualquier otra cosa que pudiera conseguir. Para ello iba a las habitaciones de otros pacientes a pedirles el papel de sus regalos de buenos deseos. Su amiga Chizuko le conseguía papel de la escuela.

Durante su permanencia en el hospital su estado empeoró progresivamente. A mediados de octubre de 1955 la pierna izquierda se hinchó y se puso morada. Ya muy grave, en la mañana del 25 de octubre de 1955, después de que sus padres le instaran a comer algo, Sadako pidió té de arroz. Cuando lo saboreó, comentó: «Es sabroso». Esas fueron sus últimas palabras. Con su familia a su alrededor, Sadako murió a la edad de 12 años.

Wikipedia

Requiescat in pace innocentium modicum angelum


Continué mi paseo por el parque y me crucé con algunos monumentos más:

Llama de la Paz

La Llama de la Paz es otro monumento para las víctimas de la bomba que destruyó Hiroshima, pero tiene un propósito simbólico adicional. La llama se mantuvo encendida continuamente desde su ignición en 1964, y permanecerá encendida hasta que todas las bombas nucleares del planeta sean destruidas y el mundo esté libre de la amenaza que supone la aniquilación nuclear.

Wikipedia
Cenotafio Memorial

Cerca del centro del parque hay un monumento de concreto, con forma de montura, que cubre un cenotafio que lleva los nombres de todas las personas que murieron por la bomba. El monumento está alineado con la Llama de la Paz y la Cúpula de la Bomba Atómica. El Cenotafio Memorial fue uno de los primeros monumentos en homenaje construidos el 6 de agosto de 1952. El arco representa un refugio para las almas de las víctimas.

El cenotafio lleva el epitafio 安らかに眠って下さい 過ちは 繰返しませぬから, que significa “por favor descansen en paz, porque [nosotros/ellos] no repetiremos el error.” En japonés, el sujeto de la oración se omite, por lo que puede ser interpretado tanto como “nosotros” o como “ellos”. Con esto se intentó homenajear a las víctimas de Hiroshima sin politizar el asunto, aprovechando que el lenguaje honorífico japonés recurre a ambigüedades léxicas. […]

Wikipedia
Estatua de Madre e Hijo en la Tormenta

El edificio que se ve detrás de la estatua en la última foto es el Museo Memorial de la Paz de Hiroshima. Me habría interesado ir pero a la hora que era cuando pasé ya estaba cerrado.

A las 18:40 di por terminada la caminata por el parque y me fui a ver otras partes de la ciudad.

Esculturas que me encontré caminando por la calle. Estaban dentro de un lugar que creo que era un edificio residencial, pero se veían desde la calle y no había nadie así que entré un instante para contemplar las esculturas de cerca y tomar la foto.
Al igual que Matsuyama, Hiroshima también cuenta con tranvías que pasan por el medio de sus avenidas.

Había escuchado que Hiroshima tenía máquinas expendedoras de pizza (!) y quería probarlas, pero desafortunadamente estaba fuera de servicio cuando pasé.

Pizza Self, una máquina expendedora de pizza. Solo en Japón.

A las 19:00 —ya que no pude comer mi pizza— me fui a cenar a Okonomimura, en el distrito de Shintenchi.

Okonomimura

Okonomi-mura (お好み村, literalmente «Pueblo Okonomiyaki») es un parque temático de comida okonomiyaki al estilo de Hiroshima situado en el 5-13 de Shintenchi en Naka-ku, Hiroshima, Prefectura de Hiroshima, Japón. Está cerca del extremo este de Hondōri y cuenta con más de 25 restaurantes de okonomiyaki, cada uno con un estilo y un conjunto de ingredientes ligeramente diferentes. Los restaurantes de allí utilizan una salsa especial para okonomiyaki creada especialmente para Okonomi-mura por Sun Foods.

Wikipedia

El okonomiyaki (お好み焼き) es un plato japonés de panqueques salados que consiste en una masa de harina de trigo y otros ingredientes (mezclados, o como aderezos) cocinados en un teppan (plancha plana). Los ingredientes más comunes son la col, la carne y el marisco, y los aderezos incluyen la salsa okonomiyaki (hecha con salsa Worcestershire), aonori (copos de algas secas), katsuobushi (copos de bonito), mayonesa japonesa y jengibre encurtido.

Wikipedia
«Nikutama soba», así se llamaba el tipo de okonomiyaki que me pedí. Incluía cosas como carne, huevo y soba (fideos).

Algunas fotos más de Hiroshima de noche, que tomé mientras iba camino del hotel:

Acceso a la calle comercial cubierta Ebisu-dōri
Calle Nagarekawa-dōri
Calle Azumaebisu-dōri
Puente Inario, sobre el río Kyōbashi.
Río Enkō

Una cosa interesante sobre la topografía de Hiroshima, que resalta tan pronto como miras la ciudad en un mapa, es que hay unos cuantos ríos que la atraviesan, todos afluentes del río Ōta:

El río Ōta (太田川, Ōta-gawa) es un río de 103 kilómetros de longitud en la prefectura de Hiroshima, Japón. […]

El río Ōta tiene numerosos afluentes y se ramifica en la zona del delta de Hiroshima, que comprende los ríos Tenma, Kyūōta/Honkawa, Motoyasu, Kyōbashi y Enkō.

Wikipedia

A las 21:00 llegué a la guest house Lappy, administrada por una única persona, una señora mayor súper amable y simpática.

Al principio había reservado por Airbnb, pero la administradora me envió un correo electrónico diciéndome que había llamado a Airbnb para cancelarme la reserva, así me devolvían el dinero y podía pagarle directamente a ella cuando llegara al hotel, lo cual hacía que me saliera más barato. La señora no ganaba absolutamente nada haciendo esto—solo yo ganaba. Otro ejemplo más de la extrema cortesía y empatía de los japoneses.

Lappy, la mascota de la guest house donde me quedé.

Ame,
Kato

Un comentario sobre “Excursión a Hiroshima y alrededores – Día 2

  1. Que triste toda la historia de esa ciudad, ojalá esa llama se apague pero que no sea por el viento. Y que grande la señora del Guest house!! Y la mascota una ternura jajaja

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s