Cómo se vive la pandemia en España

Kara Ema:

Hoy quiero contarte un poco sobre cómo estamos conviviendo con la pandemia estos días por tierras idílicas ibéricas.

La verdad es que —salvando algunas excepciones— se está viviendo casi como en la prepandemia aquí: todos los comercios están abiertos y la gente puede hacer su vida de lo más normal.

Todo lo que te contaré ahora vale para la Comunidad Valenciana, aunque entiendo que en las demás comunidades de España están más o menos igual. Quizás un poco peor, dado que esta es la comunidad que está registrando los números más bajos de nuevos casos y de muertes por COVID-19.

Estado de alarma y restricciones

La Comunidad Valenciana está actualmente en un estado de alarma, que básicamente implica las siguientes restricciones:

  • Toque de queda entre las 22.00 y las 06.00 horas
  • Cierre perimetral (no se puede cruzarse a otra comunidad sin justificativo)
  • Reuniones sociales limitadas a un máximo de cuatro personas

A mi modo de ver, acostumbrado a las restricciones híper estrictas del autoritario Estado argentino, estas medidas me parecen súper laxas y razonables. Y como si no fueran lo suficientemente laxas, a partir de mañana van a cambian y se van a volver aun más relajadas. ¡Larga vida al liberalismo europeo!

Resulta que desde el 9 de mayo finaliza el estado de alarma en la Comunidad Valenciana, y las restricciones pasan a ser las siguientes:

  • Toque de queda entre las 00.00 y las 06.00 horas
  • Apertura de fronteras (libre circulación desde y hacia otras comunidades)
  • Reuniones sociales limitadas a un máximo de diez personas

Protocolos y recaudos de higiene

En general estos son iguales en todo el mundo; ya todos los conocemos y estamos acostumbrados a ellos en esta nueva normalidad:

  • Uso de barbijo (o como se le llama aquí: mascarilla) en lugares públicos
  • Distancia de un metro y medio como mínimo entre personas de diferentes burbujas
  • Lavado de manos con alcohol —y ocasionalmente registro de la temperatura corporal— al entrar en lugares cerrados
  • Capacidades máximas (o como se le llama aquí: aforos) reducidas en lugares cerrados

Todo esto lo he visto en Argentina y ahora también en España en más o menos la misma medida. He notado que en general la gente tiende a respetar bastante bien estas normas sociales en ambos países. Nunca falta el gamberro que se deja la mascarilla en la casa o en el cuello, o que se pone pegado al de al lado en la fila del súper, pero por suerte esos son más la excepción que la regla.

Maneras de saludar

Aquí en España —o al menos en esta comunidad—, la forma de saludar entre colegas y familiares es con un abrazo o con dos besos, uno en cada mejilla. El resto se saluda con un estrecho de manos.

Esta costumbre en la manera de saludar parece no haber sido afectada en absoluto por el COVID. A lo mejor antes cuando había más casos la gente se reservaba un poco más el saludo, pero lo que noto ahora es que todos se saludan normalmente, como si nada. Aunque a veces te encuentras con el que opta por ofrecerte un choque de puños en lugar del estrecho de manos, supongo que porque se podría considerar un pelín más higiénico, al tener una superficie de contacto menor y una duración de unas centésimas de segundos menos.

Notificaciones de exposición

Hay un sistema muy interesante que desarrollaron en conjunto Apple y Google, llamado Notificaciones de Exposición. Básicamente lo que hace es facilitar el rastreo de contactos infectados por el coronavirus, enviando alertas a las personas que estuvieron recientemente en contacto con alguien que contrajo el virus. Lo más interesante para mí es que el proyecto fue diseñado desde su concepción con la idea de que fuera completamente anónimo y privado, conservando la privacidad de sus usuarios.

Funciona más o menos así:

  1. Martina y Tomás se descargan la aplicación de su comunidad que hace uso de este sistema
  2. Martina se va de compras al súper y pasa por al lado de Tomás (ninguno de los dos se conoce)
  3. Al cabo de unos días, Tomás se entera de que contrajo el virus y lo reporta a través de la app
  4. A Martina le llega una notificación de que una de las personas con las que ha tenido contacto en los últimos días es probable que haya estado infectada

El sistema en ningún momento recolecta información personal ni de Martina ni de Tomás. A ambos les asigna un identificador numérico único y aleatorio, el cual luego utiliza para realizar el rastreo de contactos.

La razón por la que te estoy contando sobre este sistema es que España tiene una app llamada Radar COVID que hace uso de él, y la verdad es que está genial. Mientras más gente la use más efectiva se vuelve para detectar y prevenir posibles contagios, así que si conoces algún español que aún no se la haya bajado, invítalo a conocer más y a descargársela pinchando aquí.

Argentina también tiene una app oficial creada por el gobierno para combatir el COVID, aunque desgraciadamente optaron por no usar el sistema de Apple y Google; en su lugar armaron una solución propia, de código cerrado y de privacidad cuestionable.

Ame,
Kato

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s