Mi semana en Normandía

Kara Ema:

Como ya te había adelantado, esta semana te he estado escribiendo desde la bella región nórdica de Normandía. Dado que hoy vuelvo a París para mañana resumir mis aventuras ahí, quería contarte un poco sobre la semana que pasé aquí.

He notado que tiene varias similitudes con la región de Bretaña: los días frescos (20-25 ºC) y ventosos, las playas con mareas que suben y bajan durante el día, las lluvias esporádicas y las nubes predominantes.

También tiene ciertas particulares que la distinguen de las otras regiones: el estilo arquitectural característico, con sus casas à colombage (entramado de madera) y chaumières (techos de paja). Otra cosa típica de aquí son los caballos. Se los ve todo el tiempo por todos lados: por la playa y por la calle. Está lleno de centros ecuestres, hipódromos, canchas de polo y escuelas de equitación.

Playa en marea baja
Atardecer en la playa (apenas se alcanza a ver, pero justo bajo el sol hay unos caballos)

Aparte de ir a la playa casi todos los días, un día fuimos a recorrer las ciudades de Deauville y Trouville, y desde el puerto de Trouville nos tomamos un barco para hacer una promenade en el mar y poder ver las costas de varias ciudades y pueblos, incluyendo Le Havre que es una comunidad urbana bastante grande.

Trouville desde el mar

Otro día yo fui a hacer una clase particular de una hora en una escuela de equitación. La clase la hice en un clôture (vallado) rectangular, con una instructora muy simpática y una yegua de diez años llamada Pi-pon.

Aprendí que los caballos tienen tres tipos de marchas: pas (paso), trot (trote) y galop (galope). Aprendí a montarme, a desmontarme, a doblar, a frenar y a trotar un poco. Aprendí que hay siete niveles de destreza ecuestre (al menos en Francia): de galop 1 a galop 7, y que para alcanzar un buen nivel de autonomía hacen falta unos tres o cuatro años de clases y práctica continua.

Durante mi clase mi instructora me hizo hacer varios ejercicios básicos, como pasar en zigzag por unos conos (tanto en pas como en trot), hacer giros bien cerrados evitando obstáculos, y andar en círculos. Y al final de la clase salimos del cerco para hacer una pequeña promenade à cheval por todo el predio del centro ecuestre.

Escuela de equitación y vallado donde hice la clase

Una cosa que me llamó la atención es que prácticamente todos los alumnos de la escuela que vi, que iban a hacer las clases ese día, eran niños pequeños, de no más de diez años y casi todos féminas. De hecho cuando fui a buscar unas botas y un casco para ponerme antes de hacer la clase, me costó bastante encontrar unos que me entraran bien: me quedaban todos chicos. Le pregunté sobre esto a la instructora y me dijo que sí, vienen muchos niños a practicar equitación, desde los tres años en adelante, obviamente empezando con ponis en vez de con caballos adultos. Très mignon.

Ayer fuimos a pasear por el centro de Honfleur, un pueblo súper bonito. Pasamos por l’Église Sainte-Catherine, una iglesia bastante particular por dos razones: está construida completamente en madera, y una vez por año permiten llevar mascotas a la misa para bendecirlas.

Interior de la iglesia
Centro de Honfleur (notar los adoquines y las casas à colombage y chaumières)

Y esta mañana, como última actividad antes de decir adiós a Normandía, me fui a hacer una balade à pied por una reserva natural histórica llamada Mont Canisy.

La batería de Mont Canisy fue una batería de artillería alemana de la Segunda Guerra Mundial construida cerca del pueblo francés de Benerville-sur-Mer, en el departamento de Calvados, en la región de Baja Normandía. Situada en el terreno más alto de Normandía (110 m de altura), el mirador domina la Côte Fleurie. El complejo de búnkeres se construyó entre 1941 y 1944 para proteger el estuario del río Sena y el puerto de Le Havre. Era el mayor complejo de búnkeres de artillería entre Cherburgo y Le Havre. La batería está a 8 km (5,0 mi) al este de la batería de Houlgate.

Wikipedia

Me metí adentro de los búnkeres y me recorrí todos los senderos forestales.

Marcas de conteo por grupos de siete (¿contando las semanas?)

Et ça c’est tout pour Normandie.

Ame,
Kato

Un comentario sobre “Mi semana en Normandía

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s