Tate Britain y segunda parte del Imperial War Museum

Kara Ema:

El sábado hice una nueva tanda de museos. Arranqué a las diez de la mañana en el Tate Britain.

Tate Britain […] es un museo de arte situado en Millbank, en la ciudad de Westminster, en Londres, Inglaterra y forma parte de la red de galerías Tate en Inglaterra, junto con la Tate Modern, la Tate Liverpool y la Tate St Ives. Es la galería más antigua de la red, ya que se inauguró en 1897. Alberga una importante colección de arte del Reino Unido desde la época de los Tudor […]. Es uno de los mayores museos del país. […]

Wikipedia
Entrada principal, que actualmente se está utilizando como salida únicamente.
Exposición temporal de Heather Phillipson (I)
Exposición temporal de Heather Phillipson (II)
Rotunda (I)
Rotunda (II)
«Monkeys and Dogs Playing» de Francis Barlow (1661)
«The Strode Family» de William Hogarth (c. 1738)

Dos cosas que me gustaron de este cuadro: el hecho de que haya otros cuadros dentro de él (lástima que no sea el mismo, lo cual generaría un interesante efecto Droste), y que el perro de la derecha está sacando la lengua (no se llega a notar en la foto).

«Sketch for ‘The Conjuror'» de Nathaniel Hone (1775)
«A Child’s Portrait in Different Views: ‘Angel’s Heads*» de Joshua Reynolds (1786-7)
«Portrait of Sir Francis Ford’s Children Giving a Coin to a Beggar Boy» de William Beechey (1793)
«Hylas Surprised by the Naiades» de John Gibson (1837)

Esta escultura de tamaño natural, realizada en mármol blanco, presenta una escena de la mitología griega en la que el niño Hylas, compañero de Hércules, va a recoger agua a un arroyo y es atraído a las profundidades por las ninfas del agua, que quedan fascinadas por su belleza. Las ninfas (Náyades) miran con admiración y, al mismo tiempo, se mueven para retener físicamente al muchacho. La ninfa más alta coloca su cara contra el pelo de Hylas y le acaricia la mejilla mientras le sujeta suavemente el brazo. La otra pone una mano alrededor de la cintura del muchacho y toma su mano entre las suyas. Hylas parece perder el agarre del cántaro por la sorpresa. Su pierna extendida sugiere que está intentando marcharse, aunque también parece embelesado por la náyade desnuda.

Tate
«An Athlete Wrestling with a Python» de Frederic Leighton (1877)
«Past and Present, No. 1» de Augustus Leopold Egg (1858)

El primer cuadro muestra el salón de una casa victoriana de clase media, con un gran espejo dorado sobre la chimenea y una mesa redonda central. Representa el momento en que la felicidad doméstica de la familia se rompe, con muchos detalles que se hacen eco del repentino cambio de circunstancias. Una mujer yace postrada en la alfombra verde ante su marido, caída como en un desmayo, con las manos juntas y su brazalete de oro en forma de serpiente que parece un grillete. Él está sentado, atónito, aferrado a una carta que revela su adulterio, con el pie izquierdo apoyado en una miniatura del retrato de su amante.

Wikipedia
«The Renaissance of Venus» de Walter Crane (1877)
«Eve» de Thomas Brock (1900)

Esta escultura muestra la figura de Eva, la primera mujer en las religiones abrahámicas, incluyendo el cristianismo, el islam y el judaísmo. Tradicionalmente se la presentaba como una figura sensual y asociada a la tentación, pero aquí se la muestra sumida en sus pensamientos. Su cabeza está inclinada y su brazo izquierdo está colocado de forma protectora sobre su pecho, como si estuviera avergonzada. […]

Tate
«The Singer» de Edward Onslow Ford (1889)

«The Singer» describe una fantasía europea del antiguo Egipto. La pose de trance expresa un mito de las sociedades antiguas más en contacto con la belleza y el misticismo. La elección de Ford de una modelo adolescente también refleja el intenso debate contemporáneo sobre la sexualidad femenina. En 1885, la edad de consentimiento en Gran Bretaña se elevó de doce a dieciséis años. Esta es la primera estatuilla neoegipcia de Ford. Incorpora imitaciones de joyas y esmaltes, difuminando la frontera entre la escultura y las artes aplicadas.

Tate
«The Resurrection, Cookham» de Stanley Spencer (1924-7)

Como cristiano devoto, Spencer creía en un alegre día de resurrección. Todos resucitarían de entre los muertos para recibir el juicio o la gloria. Aquí representa este hecho en el patio de la iglesia de Cookham, el pueblo de Berkshire donde vivía. Dios y Cristo observan cómo la gente sale de sus tumbas.

Tate
«The Rescue of Andromeda» de Henry C. Fehr (1893)

De ahí me fui para el Imperial War Museum (Museo Imperial de la Guerra), el mismo que había ido esa vuelta y que solo había llegado a ver la exposición de la Primera Guerra Mundial. Esta vez pude terminar con las exposiciones que me faltaban: la de la Segunda Guerra Mundial y la del Holocausto.

Lo que tiene este museo es que, si bien no es tan grande ni tiene millones de objetos como por ejemplo el British Museum, cada objeto que tiene lleva consigo una explicación detallada de la relevancia que significó en los tiempos de guerra. Además, hay un montón de carteles a lo largo de las exposiciones explicando los diferentes hitos históricos que fueron sucediendo durante el transcurso de las dos guerras mundiales. Me pareció tan interesante que por supuesto quería leerlo todo, por eso es que estuve desde las 13:00 hasta el cierre a las 18:00. Tenía planes para visitar otro museo más después de este que he tenido que cancelar; nunca me imaginé que iba a estar cinco horas en este museo, sobre todo cuando ya había visto una parte en una visita anterior.

Cuando visité este museo por primera vez, hace dos semanas, este cartel decía «se recomienda el uso de mascarilla». Ahora dice que es obligatorio. Las reglas del juego han cambiado una vez más, culpa de la nueva variante. El interminable ciclo de las restricciones y flexibilizaciones sigue su curso.
Niños del movimiento juvenil fascista de Italia inspeccionando sus rifles de juguete
Pasaporte alemán con una «J» grande y roja, indicando que su portador era judío
Propaganda militar del Japón imperial y la Alemania nazi
Bote de pesca usado para evacuar soldados británicos y franceses de Dunkerque
Un rompecabezas de Nueva Zelanda ambientado en la Europa ocupada por la Alemania nazi
Un folleto del gobierno británico indicando pasos a seguir «si el invasor viene»
El telegrama dice: «Lamento profundamente informarle que su hijo, el oficial piloto Frederick Cecil Harrold, ha perdido la vida como resultado de las operaciones aéreas del 28 de septiembre de 1940. El consejo aéreo expresa su profunda simpatía.»
Niños en Eastbourne, Sussex, preparándose para ser evacuados, septiembre de 1939
Auxiliary Fire Service (AFS) y Air Raid Precautions (ARP), un cuerpo de bomberos y una organización de protección civil
Máquina Enigma usada por los alemanes para cifrar sus mensajes, para que fueran ilegibles por el enemigo en caso de ser interceptados.
Metralleta Thompson estadounidense y mina de lapa magnética con fusible temporizado
Refugio de acero corrugado Anderson. Ofrecían protección contra cualquier cosa que no fuera un golpe directo.
Refugio Morrison. Fue diseñado para resistir el piso superior de una casa cayendo sobre él, y para que una familia de cuatro duerma dentro de él.
Ron Weir, de 6 años, escribió esta carta a su abuela desde un refugio comunal.

[…] hay varias explosiones mientras escribo esta carta pueden ser bombas pueden ser armas no sabemos que es de todos modos esperamos estar a salvo en nuestro refugio.

Ron Weir, 6 años
Esto es una locura. Panfleto del gobierno británico incitando a los propietarios a matar a sus mascotas, dando instrucciones detalladas sobre cómo hacerlo de la mejor manera según el tipo de animal que fuera.

[…] El folleto sugería trasladar las mascotas de las grandes ciudades al campo. Concluyó con la afirmación, «si no puedes colocarlos al cuidado de los vecinos, realmente lo más caritativo es hacer que los sacrifiquen». El folleto también contenía un anuncio de una pistola de perno cautivo que podría usarse para matar a las mascotas de manera compasiva.

Las estimaciones dicen que más de 750 000 mascotas fueron sacrificadas en el transcurso del evento. Muchos dueños de mascotas, después de superar el miedo a los bombardeos y la falta de alimentos, lamentaron haber matado a sus mascotas y culparon al gobierno por comenzar la histeria.

Wikipedia
«No sé cómo podría soportar tu pérdida. Rezo para que ambos o ninguno de nosotros sobreviva a esta guerra.» —La civil británica Elizabeth Belsey en una carta a su marido, septiembre de 1940.
Cañón británico de 25 libras utilizado como arma antitanque de emergencia
«Chi tocca muore» («El que toca muere», en italiano.)
Carta de Vittorio Caressa a su hermana Marcella (1942)

3 o 4 chicos y chicas perdidos que me siguen… me dan muchísima pena, deberías ver lo que comen, si se nos cae un trozo de macarrones en el suelo, incluso si está cubierto de orina se lo comen con avidez, los he visto comer hierba como las cabras. ¡Si supieras y pudieras ver lo que es la guerra!

Vittorio Caressa
Telegrama: «Ataque aéreo en Pearl Harbor x esto no es un simulacro.»
Periódico: «Japón ataca en todo el Pacífico.»
«Noel y Dorothy Clarke, junto con con sus hijas Jill y Coryn, eran internos británicos en China. […] Noel trató de crear una sensación de normalidad dando a Coryn lecciones y confeccionó un certificado de fin de estudios para ella. Coryn sólo tenía 14 años.»
«Cada barco representa cinco buques aliados hundidos o dañados por submarinos alemanes. La victoria en la Batalla del Atlántico conlleva una fuerte disminución de las pérdidas durante el verano de 1943.»
Mujeres que prestaron sus servicios en el esfuerzo bélico
«Ryoji está estudiando economía en la Universidad de Keio en Tokio cuando es reclutado por el ejército japonés. El 11 de mayo de 1945, se le ordena una misión suicida. Mientras Ryoji espera su orden de atacar, escribe una carta, intentando entender por qué tiene que morir. A la mañana siguiente vuela directamente hacia los barcos de EE.UU. en Katena Bay, Okinawa, y es asesinado.»

Un piloto de nuestra fuerza especial de ataque aéreo no es más que una pieza de la máquina que sostiene los mandos del avión, sin cualidades personales, ni emociones, ni racionalidad — simplemente un filamento de hierro metido dentro de un imán diseñado para ser absorbido por un portaaviones enemigo… pero encuentro que soy un ser humano completo después de todo, con emociones y pasiones humanas».

Ryoji Uehara
«Todos los ejércitos cometieron actos de violencia sexual. El ejército japonés infligió sistemática violación y esclavitud sexual a miles de mujeres y niñas. Las mantenían cautivas y podían ser violadas varias veces al día por los soldados japoneses. Unas 200 000 mujeres de los territorios ocupados por Japón, especialmente China y Corea, fueron retenidas a la fuerza como ‘ianfu’ (a menudo traducido como «mujeres de confort»), un eufemismo japonés para referirse a las prostitutas.»

Esto de los soldados violando mujeres y niñas realmente te hace pensar en cómo es la verdadera naturaleza humana, esa que sale a la luz cuando toda regla y repercusión impuesta por la sociedad desaparece. Me recuerda a obras de ficción como La Purga, en la cual un día al año todo está permitido, o Westworld, en la cual hay un parque de atracciones donde los visitantes pueden interactuar con robots humanoides, prácticamente indistinguibles de los humanos, y hacer lo que quieran con ellos. Ambas abordan conceptos fascinantes desde el punto de vista psicológico.

«Las fábricas soviéticas tuvieron que tomar atajos para acelerar la producción de armas. Se adoptaron nuevos diseños que eran más rápidos de fabricar. De estos subfusiles, el PPD 40 (arriba) tardaba casi 14 horas en producirse. El PPSh 41 (centro) podía fabricarse en poco más de siete horas y el PPS 43 (abajo) en menos de tres.»
«Los morteros alemanes, como este lanzacohetes Nebelwerfer, representaron el 75% de todas las bajas británicas. Las tropas aliadas llegaron a temer su distintivo y quejumbroso sonido.»
Mujeres, niños y ancianos judíos de Hungría esperan la muerte en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau.
Cuando vi esto instantáneamente pensé en «El niño con el pijama de rayas». Tristísima película basada en los trágicos hechos del holocausto.
Este diario de una niña de 17 años me hizo acordar al diario de Anne Frank, una niña judía víctima del holocausto que mantuvo un diario en el que iba narrando sus vivencias durante los años que estuvo escapando de los nazis.

Ahora tengo 17 años y la guerra aún no ha terminado, y probablemente pasará algún tiempo antes de que que llegue ese momento. Y cuando ese momento llegue, ¿quién sabe si algún judío saldrá vivo de Alemania? Por el momento, parece muy sombrío. Uno se sienta aquí y se siente impotente.

Ulli Wohl, refugiada judío-alemana en Gran Bretaña
«Las tropas soviéticas capturaron y ocuparon Berlín. La ciudad había sido destruida en gran parte por los recientes combates y los años de bombardeos aliados. […] La devastación de Berlín simbolizó la completa derrota de la Alemania nazi.»
Esta águila esculpida, el símbolo del partido nazi, fue tomada de las ruinas del edificio de la Cancillería en Berlín.
«El impacto de una bomba atómica: una ciudad se desvanece»

Aquí terminó la exposición de la Segunda Guerra. Luego fui a ver la del Holocausto, pero tras haber estado casi cuatro horas en la otra, esta decidí pasarla mucho más rápido y sin hacer ninguna foto (aparte porque no estaban permitidas en esta sección).

Cuando terminé con las exposiciones me fui a ver las cosas que estaban en el atrio y en las terrazas.

«Little Boy», bomba atómica lanzada sobre la ciudad de Hiroshima, matando en el acto (a las 8:15:45 del lunes 6 de agosto de 1945) a unas 140 000 personas.
Varias naves y cohetes de guerra
Varias naves y cohetes de guerra (otro ángulo)
«Beach Girl» de Colin Self (1966). Representa las consecuencias catastróficas de una bomba nuclear.

Esta escultura me hizo acordar a la película Hiroshima (Barefoot Gen)—sin duda el filme de animación japonesa más triste y trágico de todos los tiempos.

El film empieza el 4 de agosto de 1945 con el día a día de Gen Nakaoka y su familia. Situación aparentemente normal dadas las circunstancias hasta que el día 6 un B-29 sobrevuela los cielos y del aparato cae una bomba que arrasa con toda la ciudad.

Como resultado, su padre y sus hermanos Eiko y Shinji fallecen bajo los escombros del que fue su hogar, quedando como únicos supervivientes Gen y su madre, la cual está a punto de dar a luz en un mundo sumido en la oscuridad de una nube radiactiva.

Argumento de la película Hiroshima [Wikipedia]
«En 1968 estalló un conflicto entre las comunidades católica y protestante de Irlanda del Norte. Se enviaron tropas británicas para ayudar a vigilar las calles. Los vehículos militares como este Humber «Pig» se convirtieron en algo cotidiano.»
«El 2 de abril de 1982 Argentina invadió las Islas Malvinas. El gobierno militar argentino no esperaba que las fuerzas británicas cruzaran 12 800 km del Atlántico para reconquistar las islas. Este cañón antiaéreo doble de la Fuerza Aérea Argentina fue capturado durante la campaña. Se utilizó para defender los campos de aviación argentinos contra los ataques aéreos británicos.»
Carta de Cristina Fernández a David Cameron pidiéndole que devuelva las Malvinas, y respuesta del periódico británico The Sun: «¡Las manos quietas!»

Hace 31 años, Argentina invadió las Islas Malvinas, con la pérdida de 255 militares británicos, 649 soldados argentinos y tres civiles de las Malvinas. Esta acción entraba en conflicto directo con el principio de autodeterminación de la Carta de las Naciones Unidas.
de autodeterminación de la Carta de las Naciones Unidas, según la cual el pueblo de las Islas Malvinas es británico y ha elegido serlo.

La autodeterminación es un derecho humano fundamental para todos los pueblos. Las afirmaciones de que hace 180 años Argentina fue «despojada» de las Islas Malvinas son infundadas. Nunca se expulsó a ninguna población civil argentina. Se trataba de una guarnición argentina que había sido enviada a las islas para intentar imponer la soberanía argentina sobre el territorio soberano británico.

La soberanía británica sobre las Islas Malvinas se remonta a 1765, antes de que existiera la República Argentina. Las islas nunca han sido gobernadas ni han formado parte del
territorio soberano de la República Argentina. Hasta que el pueblo de las Islas Malvinas decida convertirse en argentinos, seguirán siendo decididamente británicos.

En nombre de nuestros millones de lectores, y por decirlo de otra manera: «¡Las manos quietas!»

Carta del periódico británico The Sun, en respuesta a la carta de la presidenta argentina

La verdad es que nunca entendí por qué los argentinos siguen instistiendo después de tantos años con que las Malvinas son argentinas, incluso llegando al punto de emitir billetes con las figuras de las islas. Parece ser una obsesión que tienen con ellas.

Lo que dice The Sun me parece totalmente acertado y sensato: si los residentes de las islas se sienten británicos y no tienen ningún interés en convertirse argentinos, ¿por qué habría de obligarlos entonces? ¿Por qué arruinar una simpática isla imponiéndoles las mismas políticas retrógradas que vienen devastando a la Argentina, empobreciendo a sus ciudadanos y enriqueciendo a sus corruptos dirigentes desde hace décadas?

Ame,
Kato

Un comentario sobre “Tate Britain y segunda parte del Imperial War Museum

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s