Excursión a la prefectura de Gunma

Kara Ema:

Este fin de semana salimos de excursión con unos compañeros de clase. Alquilamos un coche y nos fuimos hasta la prefectura de Gunma, que queda a unos 150 kilómetros de Tokio (dos horas y media de viaje, aproximadamente).

No recuerdo si te había contado antes algo sobre mis compañeros de clase. Somos seis en total: dos franceses, un inglés, un turco, un irlandés y yo. Todos hombres por cierto, de entre veintipico y cuarenta y pico.

La excursión la hice junto con los dos franceses, así que obviamente que les pedí que hablaramos en francés todo el tiempo, lo cual me vino genial para practicar. Me dijeron que hablaba súper bien. Ojalá algún día llegue a hablar japonés la mitad de bien de lo que hablo francés.

El sábado fue el primer día de la excursión. Habíamos quedado en juntarnos a las 8:45 en un local de alquiler de automóviles en Ikebukuro. Teníamos cita a las 9:00 para retirar el coche. Uno de los franceses, Simon, había sacado un permiso de conducir internacional que le servía para manejar en Japón, así que él iba a ser nuestro chauffeur.

A las 11:40 llegamos a nuestra primera parada turística: el puente de Usui, popularmente conocido como Megane-bashi.

El puente de Usui (en japonés: 碓氷第三橋梁, うすいだいさんきょうりょう) es el mayor puente arqueado de mampostería de Japón, situado sobre el río Usui en la prefectura de Gunma. El puente se construyó en 1892 para que la línea ferroviaria de Usui viajara entre Yokokawa, en la prefectura de Gunma, y Karuizawa, en la prefectura de Nagano.

Wikipedia
Megane-bashi desde abajo
Megane-bashi desde arriba
Megane-bashi desde el puente

En los dos extremos del puente había túneles que atravesaban la montaña. Nos metimos en uno y anduvimos por ahí unas centenas de metros hasta que nos volvimos sobre nuestros pasos hasta el coche.

La siguiente parada que hicimos fue para ver la cascada de Shiraito en Karuizawa.

Cascada de Shiraito (I)
Cascada de Shiraito (II)

Mientras estabamos ahí, vimos que había un sendero de montaña que arrancaba en estas cascadas. Teníamos pensado hacer algo de randonnée (senderismo) durante nuestra excursión, así que tomamos el sendero. Al final, como no estábamos seguros dónde terminaría y cuán largo sería, tras caminar algo más de un kilómetro terminamos regresando para pasar de vuelta por la cascada y recuperar el coche.

Sendero de montaña (I)
Sendero de montaña (II)
(Desde el) sendero de montaña (III)

Nuestra tercera parada fue el parque Onioshidashi, un lugar increíble, lleno de rocas volcánicas y vistas espectaculares a las sierras aledañas.

Uno de los varios senderos que había para tomar por el parque, rodeado por rocas volcánicas y tōrō (linternas japonesas).
El mismo sendero, un poco más adelante.
Un oratorio sintoísta en el medio del parque
La espectacular vista de las sierras y los bosques desde el oratorio

A todo esto ya eran casi las cuatro de la tarde. Así que lo siguiente que hicimos fue parar para almorzar, y luego nos fuimos a conocer el centro del pueblo de Karuizawa.

Karuizawa (軽井沢町, Karuizawa-machi) es un pueblo turístico situado en la prefectura de Nagano, Japón. […] Karuizawa es uno de los centros de veraneo más antiguos y famosos de Japón, visitado por muchas personas de diferentes países desde el siglo XIX.

Karuizawa se encuentra en el este de la prefectura de Nagano, limita con la prefectura de Gunma al norte, este y sur. Está ubicado en una llanura elevada al pie del monte Asama, uno de los volcanes más activos de Japón.

Wikipedia

Karuizawa me recordó mucho a Cariló, en Buenos Aires, dado que tienen varias cosas en común:

  • Ambos son pueblos turísticos y centros de veraneo
  • Ambos están ubicados en el medio de un bosque
  • Ambos están repletos de residencias híper caras, las cuales suelen ser compradas por gente de la ciudad para ser utilizadas como casas de veraneo
  • Ambos tienen una calle principal llena de pequeños y simpáticos negocios
  • Ambos son hermosos lugares para visitar

Una de las razones por las cuales yo quería conocer Karuizawa es que es el sitio donde transcurre una de las temporadas de Terrace House, una de mis series niponas favoritas.

Terrace House (テラスハウス) es un reality show japonés producido por Fuji TV en el que tres mujeres y tres hombres viven en la misma casa durante varias semanas. A diferencia de otros programas de televisión donde abandonan todas sus actividades para estar en televisión, en Terrace House el objetivo es ver la convivencia y las relaciones que surgen al vivir juntos, mientras cada uno continúa con sus ocupaciones que generalmente son trabajo, universidad u otros proyectos en los que estén trabajando.

[…] La quinta y más reciente serie, Tokio 2019-2020, comenzó a transmitirse el 14 de mayo de 2019 y su último episodio el 19 de mayo de 2020, cuando se canceló tras la muerte de la miembro del reparto Hana Kimura.

Wikipedia

Me da mucha pena lo que pasó con Hana, dado que por lo que se llegaba a ver en el programa parecía ser una excelente y hermosa persona. Para resumírtelo, lo que pasó es que Hana fue víctima de acoso cibernético (cyberbullying), lo cual hizo que acabara suicidándose. Tenía apenas veintidós años. El 23 de mayo de 2020 el mundo perdió dos cosas: una gran persona y un gran programa de televisión. Que en paz descanses Hana-chan y hasta siempre Terrace House.

Karuizawa Ginza, calle principal comercial del pueblo de Karuizawa.

Luego de conocer Karuizawa, cogimos el coche nuevamente y nos dirigimos hacia el próximo pueblo, Kusatsu Onsen, que sería donde íbamos a dormir y a pasar casi todo el resto de nuestra aventura. Así como Karuizawa tenía la característica de ser un pueblo forestal, Kusatsu Onsen tiene otra propiedad particular: la de balneario.

Kusatsu Onsen (草津温泉) es un pueblo balneario situado en la prefectura de Gunma, Japón, al noroeste de Tokio. Es un popular destino turístico.

Hay 13 baños públicos en Kusatsu Onsen. Los pequeños baños, que son gratuitos tanto para los residentes como para los turistas, son gestionados por los propios habitantes del pueblo. La fuente de su agua caliente es el cercano monte Kusatsu-Shirane […] Los lugareños afirman que las aguas termales pueden curar todo tipo de dolencias. Los visitantes afirman que el dolor desaparece al sumergirse en sus aguas calientes.

Wikipedia

A las 19:30 llegamos a la guest house (pensión o casa de huéspedes) donde habíamos reservado una habitación para pasar la noche. Me gustó mucho esta pensión por varias razones:

  • Era barata y tenía todo lo suficiente y necesario
  • Era estilo japonés, con cosas como kotatsu, futon, tatami, genkan, washlet, etc.
  • Si bien había varias habitaciones, parece que estábamos nosotros tres solos, aparte de los dos dueños de la vivienda.
La habitación donde dormimos

Fue mi primera vez durmiendo en un futón japonés y debo decirte que fue lo más. No tienen nada que envidiarle a las camas occidentales—son igual o más cómodos y son mucho más prácticos porque ocupan menos espacio y durante el día se pueden enrollar y guardar en un armario.

Los baños de la casa de huéspedes
La sala de estar de la pensión. Dos cosas a notar: el kotatsu (la mesa-futón-estufa) y el techo súper bajo en la parte de las escaleras.

Una cosa curiosa de la casa de huéspedes es lo sorprendemente bajos que eran los techos y las puertas. Me tenía que agachar un montón cada vez que pasaba por una puerta o subía o bajaba las escaleras. En el pasillo que daba a las habitaciones había una parte del techo que era más baja que las otras (supongo que porque por ahí pasaba una viga); en un momento dado me la llevé puesta, dado que estaba mirando el móvil y no me di cuenta de que me tenía que agachar. Para los japoneses esto no debe de ser tanto problema porque en promedio son unos cuantos centímetros más bajos que los occidentales, lo cual explicaría la razón por la cual todo es tan bajo aquí.

Dejamos nuestras cosas en la habitación y al poco tiempo volvimos a salir en busca de un sentō.

El sentō es un tipo de baño público japonés donde los clientes pagan para entrar y usar este servicio de baño. Estos baños han sido tradicional y totalmente utilitarios, como un lugar grande donde los sexos están separados por una alta barrera. En ambos lados hay una serie de duchas para que la gente entre ya limpia a la gran bañera junto con las otras personas.

Wikipedia

Los sentō no son todos tal cual los describe Wikipedia. Por ejemplo, al que fuimos nosotros tenía las siguientes características:

  • Era completamente gratuito.
  • Tenía dos bañeras separadas, una para cada sexo. Los baños mixtos también existen, pero son bastante raros en comparación con los baños separados por género.
  • El agua estaba insoportablemente caliente (entre 40 y 45 grados Celsius).
  • No había duchas, ni toallas, ni artículos de higiene personal (shampoo, acondicionador gel de ducha). Era simplemente la bañera, y un espacio al costado con baldes para echarse agua encima antes de entrar.
  • Había que desnudarse para entrar a la bañera. En mi opinión, esta es la gran y mayor diferencia entre los sentō japoneses y las termas occidentales. De hecho es una diferencia a nivel sociocultural, llamada hadaka no tsukiai.

Hadaka no tsukiai (裸の付き合い) o skinship (スキンシップ) es una idea en la cultura japonesa. Se trata de la idea de pasar tiempo juntos desnudos. Las amistades hadaka no tsukiai son platónicas y no sexuales.

Una familia, un grupo de amas de casa del mismo barrio, un grupo de hombres de negocios o un grupo de compañeros de clase pueden pasar tiempo juntos desnudos en una casa de baños sentō, en una fuente termal onsen o en un club de salud. Esto permite que haya oportunidades para establecer vínculos sociales.

Wikipedia
Puerta de entrada al sentō de hombres

Después de pasar una media hora en el baño público, fuimos a conocer el Yubatake, la parte más bonita y más céntrica del pueblo.

El Yubatake (湯畑, lit. «campo de agua caliente») es el símbolo de Kusatsu y una de las principales fuentes de agua termal del complejo. […]

Después de salir a la superficie a una temperatura de más de 70 grados Celsius y con un agradable olor a azufre, el agua termal se enfría en los conductos de madera del Yubatake unos cuantos grados antes de ser distribuida a los distintos ryokan y baños públicos. […]

Muchos ryokan y tiendas se agrupan alrededor del Yubatake y hay un flujo constante de visitantes, muchos de los cuales llevan yukata y geta (sandalias tradicionales) por la noche, cuando el Yubatake está iluminado. También hay un baño de pies (ashiyu), que se puede utilizar gratuitamente.

Japan-Guide
Yubatake (I)
Yubatake (II)
Yubatake (III)
Yubatake (IV)
Yubatake (V)

A las 22:30 fuimos a cenar a un izakaya por la zona. Nos pedimos unos karaage de pollo que estaban verdaderamente exquisitos.

El domingo nos levantamos bien temprano, a las 6:45, para aprovechar bien el día y ser unos de los primeros en llegar a los onsen que queríamos visitar.

Se conoce como onsen (温泉) a las aguas termales de origen volcánico que se encuentran en Japón. Son los baños tradicionales japoneses, que aprovechan el calor natural de estas aguas procedentes de la gran actividad volcánica.

Wikipedia

La diferencia con los sentō es que los onsen usan agua de origen natural y están pensados con fines de relajamiento y sanación, mientras que los sentō son más para la higiene diaria.

El primer onsen al que fuimos se llamaba Sainokawara Rotenburo. La particularidad de este sitio era que la bañera estaba ubicada en el exterior, rodeada de árboles y naturaleza, y era bastante grande, con una capacidad para unos cien bañistas. No tomé fotos porque no estaba permitido, pero aquí tienes una que encontré en Internet por si quieres bien cómo era.

El agradable sendero que había que atravesar para llegar hasta este onsen
Si no me equivoco esto es un ashi-yu (lugar para poner los pies en el agua), que había en el camino justo antes de llegar al onsen.
Si fuese mi primer día en Japón me habría sorprendido descubrir un peluche kawaii en el medio de las rocas, pero ahora ya me acostumbré a ver cosas kawaii por todos lados.
Hablando de cosas kawaii: esta era como la mascota del pueblo de Kusatsu Onsen, dado que podía verse por todas partes, incluso decorando las tapas de alcantarilla.
Realmente estaba por todas partes, decorando todos los carteles de la ciudad. El primero dice «no arrojes basura al piso porfi», y el segundo «detente y mira a ambos lados antes de cruzar».

Por lo general cuando visitas un pueblo balneario con múltiples baños públicos, no te quedas en un mismo onsen sino que vas a uno, luego te pasas a otro, luego a otro, y así hasta que te canses o se te acabe el dinero.

El segundo onsen que visitamos se llamaba Gozanoyu. A diferencia del onsen anterior, este estaba ubicado en el interior, y tenía una parte donde te podías duchar, lavar y enjuagar todo el cuerpo. Incluso te proveían de shampoo, acondicionador y gel de ducha. Técnicamente en este onsen tampoco estaba permitido tomar fotos, pero dado que no había nadie más que nosotros tres, aproveché para hacer un par de fotos para poder mostrarte cómo era.

La parte donde te puedes lavar el cuerpo antes de entrar a la bañera
Otra parte donde puedes secarte el cabello y lavarte las manos
La bañera compartida del lado de los hombres (el lado de las mujeres estaba del otro lado del muro separador de madera a la izquierda).

Luego fuimos a un tercer y último onsen que se llamaba Otakinoyu. Aparte de haber sido el más caro (¥900 vs. ¥600 los otros dos), pienso que también fue el mejor de los tres, dado que tenía una buena cantidad de bañeras, tanto en el interior como en el exterior. También tenía una parte para lavarse y ducharse, e incluso contaba con un sauna, una sala de tatami, una terraza, una cafetería y una tienda de regalos.

A las 11:00 terminamos nuestro onsen-hopping, y nos dirigimos a una cafetería para desayunar. Ahí me pedí un caramel macchiato y un helado de leche.

Mi desayuno del domingo

Cuando terminamos de desayunar nos fuimos a hacer una última recorrida por el pueblo y a buscar un lugar para almorzar.

La entrada de una casa adornada con flores y estatuas de perros con mascarilla
El shiba inu de un lugareño que lo estaba paseando y con quien nos pusimos a charlar un rato
Mi almuerzo del domingo

En un momento pasamos por un lugar de comida donde los que trabajaban ahí se ponían en la puerta y te ofrecían té y manjū gratis. Pasamos dos veces por ahí y las dos veces nos regalaron un té y un manjū a cada uno. Fueron tan gentiles y el manjū estaba tan rico que terminé comprándome una caja de seis.

El manjū (饅頭) es un tipo de wagashi (golosina japonesa) tradicional. Hay muchas variedades de manjū, pero la mayoría tiene un exterior hecho de harina, polvo de arroz y alforfón, y un relleno de an (pasta de judía azuki y azúcar) de la que existen diversas variantes, como koshian, tsubuan y tsubushian.

Wikipedia

A las 14:00 ya estábamos de vuelta en el coche empezando a volver a Tokio. Pero nuestra aventura aún no terminaba: todavía quedaba una parada más.

En la ruta

El último lugar que visitamos antes de regresar a Tokio fue el santuario sintoísta Akagi, el cual estaba ubicado en un sitio insólitamente excepcional, al borde del sublime lago Onuma y a lo alto del monte Akagi.

Lago Onuma (I)
Lago Onuma (II)
Lago Onuma (III)
Santuario Akagi (I)
Santuario Akagi (II)
Un torii gigante que estaba en el medio de una ruta y del que pasamos por debajo

A las 19:30 estábamos de vuelta en el local de alquiler de coches para devolver el coche. Ahí me despedí de mis colegas franceses y me tomé un tren hasta mi casa.

Ame,
Kato

2 comentarios sobre “Excursión a la prefectura de Gunma

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s