Segunda visita a Shibuya y más curiosidades

Kara Ema:

Hoy a la salida de la escuela fuimos a almorzar a un restorán taiwanés llamado Din Tai Fung. Uno de mis compañeros me recomendó probar el xiaolongbao, una comida tradicional de Taiwán, así que lo pedí y me pareció verdaderamente exquisito.

Mi almuerzo: a la izquierda los xiaolongbao y a la derecha una sopa de fideos con carne de ternera (牛肉麺).

El xiaolongbao (小籠包)​ es una bola de masa guisada tipo baozi (relleno de panecillo o algo similar a pan). Se trata de una especialidad culinaria muy habitual del Este de china, incluyendo Shanghái y Wuxi. […] El xiaolongbao tradicionalmente está lleno de los contenidos de una sopa y carne, pero existen variaciones que incluyen relleno de pescado existiendo también los de contenido vegetal, así como otras posibilidades.

Wikipedia

La sopa de fideos con ternera (en chino simplificado, 牛肉面; en chino tradicional, 牛肉麵) es una sopa de fideos típica de la cocina taiwanesa y china, compuesta de caldo de carne y trozos de carne de ternera.

Wikipedia

Este restorán estaba ubicado en el duodécimo piso del centro comercial Takashimaya en Shinjuku, así que pudimos disfrutar de una agradable vista de la ciudad mientras almorzábamos.

Vista desde el restorán. El gran parque que se llega a ver a la derecha es Shinjuku Gyoen.

Tras el almuerzo, me despedí de mis compañeros y me fui para Shibuya, a recorrer algunas partes que me habían faltado ver la primera vez que fui.

Estatua Moyai
Center Gai / Basketball Street
Estatua de niños jugando frente al famoso cruce de Shibuya

Entré a una sola tienda mientras estuve en Shibuya hoy: MEGA Don Quijote. Era un tiendedificio de ocho pisos con millones de cosas.

Disfraces de cosplay de Pokémon y otras criaturas
Sección de artículos kawaii
Abrebotellas con un diseño un tanto peculiar
Dos cosas interesantes en esta imagen: el mapa con luces LED para indicarte qué inodoros están libres/ocupados, y el hecho de que tengan un baño incluyente de género y lo marquen con un símbolo de una persona no binaria.

En el segundo piso había una sección dedicada a la venta de chocolates, golosinas, galletas y demás tipos de snacks de diferentes países. Ahí fue donde mi yo glotón acabó subyugando a mi yo frugal, y terminé llevándome un montón de dulces importados a casa.

Chocolates Kit Kat de varios sabores diferentes
Chocolates de Anpanman para niños
Todo lo que me compré

Me compré:

  • Unas galletas canadienses con la forma de la hoja de arce y hechas con sirope de arce (maple syrup).
  • Unas Pringles sabor pizza importadas y unas japonesas sabor crema y cebolla. Por alguna razón el paquete de Pringles japonesas es un poco más pequeño que los que se consiguen en otros países.
  • Unas galletas de chocolate rellenas, también hechas en Canadá.
  • Unas galettes (galletas francesas) de caramelo.
  • Unas galletas rellenas sabor tiramisú.
  • Dos paquetes de Kit Kat de sabores cheesecake y matcha.
  • Unas trufas de cappuccino de Bélgica.
  • Unos chocolates Meiji de matcha.
  • Dos chocolates de caramelo.
  • Una caja de galletas dalgona de Corea (como las de El juego del calamar)
  • Una caja de CalorieMate (barras energéticas) sabor a queso.

Pasemos ahora a una nueva sección de curiosidades que me voy encontrando en Japón.

Curiosidad #01

Dos palabras: Antropomorfismo. Moé.

Le cedo la palabra a Wikipe-tan que te lo va a saber explicar mucho mejor que yo:

Moe (萌え), a veces romanizado como moé, es una palabra japonesa que se refiere a los sentimientos de fuerte afecto principalmente hacia los personajes de anime, manga, videojuegos y otros medios dirigidos al mercado otaku. Sin embargo, moe también se ha utilizado para referirse a los sentimientos de afecto hacia cualquier tema.

El moe está relacionado con la neotenia y el sentimiento de «ternura» que puede evocar un personaje. […] Los personajes moe se han expandido por los medios de comunicación japoneses, y el concepto se ha comercializado. […]

Wikipedia

Antropomorfismo moe (萌え擬人化, moe gijinka) es una forma de antropomorfismo donde las cualidades de una moe (una «chica adorable») se dan a cosas que no son seres humanos, objetos, conceptos o fenómenos. El objetivo de esto suele ir dirigido a la estética de una chica anime o bishōjo.

Añadido a sus características, un moe gijinka se diferencia también por sus accesorios, que sirven para enfatizar su forma original antes de la antropomorfis. El personaje femenino aquí, normalmente un tipo de cosplay, se dibuja para representar un objeto inanimado o un producto de consumo popular. Parte del humor de esta personificación proviene de la personalidad que le corresponde al personaje (con frecuencia satírico).

Wikipedia

Un ejemplo de antropomorfismo moe es, justamente, Wikipe-tan, una personificación de Wikipedia en una bishōjo (niña bonita). Pero hay un montón más. Es algo súper común y me lo encuentro todo el tiempo en carteles publicitarios, anuncios oficiales, etc.

Curiosidad #02

No deja de fascinarme lo fantásticos que son los konbini. ¿Necesitas retirar dinero en efectivo de tu caja de ahorro? Konbini. ¿Necesitas imprimir o fotocopiar algo? Konbini. ¿Pagar algo? Konbini. ¿Comprar algo para comer o tomar rápido? Konbini. ¿Enviar un correo o un fax? Konbini. ¿Cepillo de dientes? Konbini. ¿Jabón para lavar la ropa? Konbini. ¿Revistas o mangas? Konbini. ¿Mascarillas? Konbini.

Curiosidad #03

Cada vez que entras a una tienda los empleados te reciben con un «irasshaimase» («bienvenido»), y cuando te vas te saludan con un «arigatō gozaimasu» («muchas gracias»). Mientras estás en la tienda, si un empleado pasa cerca tuyo a veces te dice «irasshaimase», y si hay otros empleados cerca, le copian el saludo al primero y lo repiten al unísono.

Curiosidad #04

Japón es una sociedad que se maneja mucho con el efectivo, y muy poco (casi nada diría) con dinero electrónico. Tienen monedas de hasta un centavo de yen, y cuando recibes el vuelto te dan siempre el cambio justo hasta el último centavo.

Como yo no estaba acostumbrado a vivir en una economía donde las monedas de un centavo sirven y se usan, al principio no le presté mucha atención a este asunto y siempre pagaba con un solo billete grande sin pensar en el cambio chico. Hasta que noté que estaba acumulando un montón de monedas de uno y cinco centavos que no me servían para nada, dado que las máquinas expendedoras no suelen aceptarlas.

Ahí fue cuando entendí qué era lo que había que hacer con estas monedas. La idea es que las uses para cancelar parte de lo que compras. Por ejemplo, si compras algo que sale ¥523, en vez de pagarlo con un billete de ¥1000 (que era lo que hacía yo antes), primero te fijas en tu monedero qué monedas pequeñas puedes usar para cancelar una parte. Supongamos que utilizas tres monedas de ¥1, dos de ¥5 y una de ¥10, con lo cual te termina quedando por pagar ¥500. Recién ahí das el billete de ¥1000, y recibes a cambio nada más que una sola moneda de ¥500, en lugar de un montón de monedas chicas.

Curiosidad #05

¿Recuerdas que una vez te conté que hay dos tipos de restoranes —los que pagas al principio y los que pagas al final—, y que yo odiaba los que pagabas al final porque me molestaba no poder simplemente retirarme sin tener que llamar al camarero, pedir la cuenta, esperar a que me la traigan, darles mi tarjeta, esperar a que me la traigan, etc.?

Bueno, ese problema ha quedado en el pasado para mí. Los restoranes japoneses funcionan de manera distinta a los occidentales. No existe toda esa etapa molesta de llamar al camarero para pedir la cuenta; o si existe es muy rara, dado que yo no me la he encontrado todavía.

En los restoranes donde pagas al final, por lo general así es como funciona aquí:

  • Te sientas en la mesa y haces el pedido.
  • El camarero te trae el pedido junto con la cuenta, la cual deja apoyada en un costado de la mesa.
  • Si aún faltan cosas del pedido por traerte, a medida que te las traen las van tildando en la cuenta.
  • Si en algún momento quieres pedir algo más, lo haces y te traen una nueva cuenta actualizada.
  • Cuando has terminado y quieres irte, simplemente coges la cuenta y te diriges con ella a la caja.
  • Realizas el pago y recibes el recibo.

Ame,
Kato

Un comentario sobre “Segunda visita a Shibuya y más curiosidades

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s