Tarde de paseo por Marunouchi y Takashimaya

Kara Ema:

Ayer sábado estuvo lloviznando durante todo el día así que no salí de mi barrio. Aproveché la jornada para hacer cosas como ir al supermercado y a la peluquería, y escribir mi última entrada sobre curiosidades.

Hoy sí que estuvo lindo como para salir, así que a las 13:00 me tomé un tren hasta el barrio de Marunouchi, con la idea de pasar la tarde por ahí recorriendo centros comerciales.

Marunouchi (丸の内) es un barrio de Tokio situado en Chiyoda, entre la Estación de Tokio y el Palacio Imperial. El nombre, que significa «dentro del círculo», proviene de su ubicación en el foso exterior del palacio. Es el distrito financiero de Tokio, y los tres bancos más grandes de Japón tienen aquí sus sedes.

Wikipedia

A excepción de una tienda en particular —de la cual te voy a hablar más adelante—, no tenía planes concretos de ninguna tienda ni centro comercial en especial que quería visitar, así que tras salir del metro simplemente empecé a caminar en direcciones aleatorias cosa de ir descubriendo lo que había a medida que iba avanzando. Ni siquiera me detuve a mirar los varios mapas con los que me cruzaba cada tanto.

Una cosa que debes saber de Marunouchi es que es un barrio de centros comerciales. En el centro de Marunouchi está la estación de Tokio y dentro de ella, por debajo de ella y en sus alrededores se encuentran decenas de centros comerciales, varios de los cuales están interconectados entre sí, de manera tal que si no estás prestando atención no te das cuenta en qué momento pasas de uno a otro. De hecho, después de estar caminando sin rumbo por Marunouchi por un par de horas, llegó un punto en que realmente no sabía dónde estaba parado. No sabía en qué tienda de qué sección de qué piso de qué centro comercial me encontraba.

El primer lugar que visité en la zona de Marunouchi se llamaba Marunouchi Building, un rascacielos de 37 plantas, de las cuales las primeras seis y las últimas dos son de acceso público y están llenas de tiendas y restaurantes.

Un pasillo que tomé que me condujo desde la estación de Tokio hasta Marunouchi Building
Las cartas de cumpleaños japonesas son fantásticas: cuando las abres se vuelven tridimensionales.
Mapas de Marunouchi Building y otros centros comerciales de la zona. Ni Disneyland necesita tantos mapas…
Marunouchi Building (I)
Marunouchi Building (II)
Marunouchi Building (III)
Marunouchi Building (IV)
Marunouchi Building (V)
Botones para llamar al ascensor para discapacitados (y niños y enanos también, supongo). Otra cosa interesante de los ascensores de los centros comerciales japoneses es que suelen tener múltiples paneles de botones en distintas paredes, cosa de que cuando hay mucha gente todos puedan tocar el piso al que quieren ir sin tener que pedirle al que quedó más cerca de los botones.
La estación de Tokio vista desde Marunouchi Building

Después de Marunouchi Building me fui a la estación de Tokio, a recorrer varios de los centros comerciales que había dentro, debajo y alrededor de la estación.

Entrada norte de la estación de Tokio
Cúpula norte de la estación de Tokio
Entrada a la zona de pago de la estación de Tokio
Tokyo Character Street, una sección de la estación de Tokio con un montón de tiendas de personajes clásicos de la cultura popular de Japón.
Pokémon Store en Tokyo Character Street
Persona disfrazada de un personaje publicitando el programa 発見ふくしま
Otra sección de la estación, llamada Tokyo Gift Palette.
Otra persona con un disfraz de personaje kawaii
Mapa de la zona de la estación llamada First Avenue Tokyo Station, la cual incluye lugares como Tokyo Ramen Street, Tokyo Okashiland (tierra de dulces), Tokyo Character Street, Tokyo Gift Palette y Tokyo Gourmet Zone.
Terraza en el segundo piso de la estación de Tokio
Vista al distrito de Yaesu desde la estación de Tokio. ¿Llegas a notar el código QR gigante?
Interesante estatua de una jirafa en el distrito de Nihonbashi Sanchōme

Tras perderme en el mar de centros comerciales de la estación de Tokio, me fui a otro centro comercial más, esta vez en la zona de Nihonbashi.

Centro comercial Takashimaya
Mapa de qué había en cada piso de cada uno de los tres edificios de Takashimaya. ¿Recuerdas la tienda de la que te hablé al principio de esta entrada que quería visitar? Está ubicada en el quinto piso del East Building. ¿Llegas a verla en el mapa?

En un momento mientras caminaba por este centro comercial, me topé con una persona llevando un cochecito de bebé, excepto que lo que había dentro no era un bebé sino un perrito. Parece que esto de pasear a tu perro en un cochecito es relativamente común en Japón dado que no es la primera vez que lo veo, aunque sí es la primera vez en un centro comercial.

En el octavo piso del Main Building (edificio principal) había una exposición de arte de un ilustrador japonés llamado Teppei Sasakura. Aluciné con sus obras—me parecieron absolutamente fantásticas, y si fuese millonario probablemente habría comprado unas cuantas.

«Villefranche» (una ciudad al sur de Francia), valuado en ¥2.200.000 (~US$16.000).
«CANDY», valuado en ¥605.000 (~US$4400).
«Magic Hour», valuado en ¥715.000 (~US$5200).
«Ostend Beach» (Ostende es una ciudad belga), valuado en ¥385.000 (~US$2800).
«Honfleur» (una comuna francesa), valuado en ¥2.200.000 (~US$16.000).

Tras recorrerme todo el edificio principal de Takashimaya, me fui a la tienda que más estaba deseando visitar: Pokémon Center Tokyo DX, el centro Pokémon más grande de Japón.

Entrada a Pokémon Center Tokyo DX
Figuras de Pikachu, Snorlax y Mew en la entrada al Pokémon Center
Una parte del Pokémon Center
Lo que me terminé comprando en el Pokémon Center

Es fácil adivinar cuál es mi Pokémon favorito a partir de lo que me compré, ¿a que sí?

En la Pokébola me tocó Mew, que tampoco está tan mal porque también me gusta, pero me habría gustado que me tocara Eevee, sobre todo dado que uno de mis juguetes favoritos de mi infancia solía ser una Pokébola en cuyo interior había un Eevee. Pero bueno, esto solo significa que tendré que seguir comprando Pokébolas hasta que me toque un Eevee, como cuando en Londres compraba una rana de chocolate cada vez que pasaba por una tienda de Harry Potter con la esperanza de que me tocara un cromo de mi personaje favorito, Luna Lovegood.

Después de la tienda Pokémon visité la terraza del centro comercial, donde había un Biergarten («jardín de la cerveza» en alemán).

Biergarten en la terraza de Takashimaya

Por último me fui a recorrer el anexo de Takashimaya, el último edificio que me faltaba de los tres. Ahí me pedí un gelato en Venchi, una heladería italiana. Los empleados te recibían con un «buonasera» y te despedían con un «grazie», para venderte el hecho de que realmente estabas en una gelateria.

Gelato que me pedí, de dos sabores: cappuccino y cremino.

Tras terminar el helado, a eso de las 19:00 me fui para la estación a tomar el tren de regreso a casa.

Ame,
Kato

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s